fbpx

Estimula tu cerebro para alcanzar estados de felicidad

 

La felicidad es muchas veces, una decisión. Al igual que un deporte, el bienestar emocional puede ser practicado conscientemente, tal como si fuera gimnasia. 

Así lo han demostrado numerosos estudios que confirman que eligiendo los pensamientos y a qué eventos de nuestras vidas le damos o no importancia, podemos efectivamente, ser más felices.

Y más allá de la voluntad y la determinación personal por ser más plenos, es la actitud la herramienta más poderosa para vivir mejor, sin tantas complicaciones innecesarias.

¿Cómo lograrlo? Aprendiendo a estimular neurotransmisores para volver a conectar las neuronas y así asimilar mejor las situaciones desafiantes de la vida. Se trata de la dopamina, oxitocina, endorfinas y serotonina.

Aquí, para que sirve cada una y cómo estimularlas:

 

  1. Dormir bien, tomar agua y aire libre para la dopamina

La dopamina se asocia con el enamoramiento, el bienestar y las sensaciones positivas de los logros. Para tener más dopamina en tu vida: ríete más, baila, escucha música, duerme bien (al menos ocho horas diarias); haz ejercicio (mínimo tres veces por semana), pasa tiempo al aire libre (tener contacto con la luz solar), toma mucha agua, y permítete disfrutar de los logros.

 

  1. Chocolate amargo y el buen humor para la oxitocina 

La oxitocina es la hormona de la confianza y de los lazos que se forman con los demás, lo que entrega sensaciones de bienestar. Para tener más oxitocina en tu vida: come chocolate amargo, haz el amor, practica la solidaridad y la empatía sincera. Estimula la risa y el buen humor en ti y provócalo en otros; mantén pensamientos positivos y abraza al menos por 20 segundos.

 

  1. Ejercicio para las endorfinas

Las endorfinas son conocidas como las hormonas de la felicidad, y la reconoces cuando te enamoras, cuando haces ejercicio o cuando comes algo rico. Para estimularlas: salir a trotar, reír, no tomarse las cosas demasiado a pecho, ver películas y leer libros que te inspiren, respiración consciente, yoga, meditación o cualquier disciplina que te conecte con la felicidad interior.

 

  1. Practica la gratitud para la serotonina

La serotonina actúa directamente sobre las emociones y es responsable de la sensación de bienestar, generando optimismo y buen humor. Para estimular la serotonina: sé agradecido, practica la bondad, recuerda los buenos momentos y resignifica, es decir, encuentra un nuevo significado para las situaciones dolorosas, aprendiendo de ellas.