fbpx

¿Sufres de fibromialgia? Flotar puede aliviar los malestares

 

La fibromialgia es un síndrome muchas veces, incomprendido. ¿La razón? Según especialistas de la Clínica Las Condes, no está definida como una enfermedad propiamente tal, pues no posee características patológicas ni un agente causal determinado ni puede ser demostrada a través de exámenes de laboratorio, pero daña seriamente la calidad de vida. 

El síndrome se caracteriza por la presencia de dolor en 18 puntos específicos del cuerpo, entre ellos, la base del cuello, el codo y la parte medial de las rodillas. Si hay dolor en 11 puntos en forma persistente y difusa por al menos tres meses y a esto se suma una fatiga permanente y, ocasionalmente, síntomas neurológicos o cognitivos, como olvidos frecuentes y disminución de la capacidad para concentrarse, sensación de hormigueo y cambios de color en la piel, ya se puede diagnosticar como una fibromialgia. Los expertos recomiendan consultar a un reumatólogo para descartar enfermedades como la artritis y otro tipo de patologías reumatológicas, o hiper e hipotiroidismo.

Sin embargo, flotar podría ser una solución al malestar constante. Y es que la terapia en sales de epsom, entre otras cosas, ayuda a lo siguiente:

 

  • Mejora el sueño: Las personas con fibromialgia a menudo se despiertan cansadas. El sueño suele estar interrumpido por el dolor, y muchos pacientes con fibromialgia tienen otros trastornos del sueño, como síndrome de piernas inquietas y apnea del sueño, que empeoran aún más los síntomas.
  • Reduce el estrés y del dolor muscular.
  • Disminuye el dolor causado por la tensión muscular.
  • Calma la ansiedad y elevación del estado de ánimo.