fbpx

Entrena tu mente y practica el coaching para alcanzar lo que buscas

 

Ya sea para buscar y permanecer en un estado de ánimo positivo, sanar heridas emocionales o fobias, o incluso perseguir metas concretas, la técnica del coaching es usada en todo el mundo.

Esta práctica permite desarrollar habilidades innatas que todos tenemos y que son clave en el desarrollo personal de cada uno. Así, el objetivo principal del coaching es mejorar aspectos de nuestras vidas, y hay muchas maneras de conseguirlo.

Quizá uno de los más comunes y fáciles de aplicar, es el coaching ligado a la Programación Neurolingüística, o PNL. Este analiza la manera en la que la persona interpreta y admite la realidad (desde el punto de vista visual, auditivo y kinestético) y de esta manera modificar, en el caso de que sea necesario, ciertas conductas.

¿Cómo aplicarlo? Como dice la palabra, el secreto está en “programar” la mente en pos de la meta que buscamos, en todas las esferas de nuestro ser. 

Por ejemplo, si hemos detectado que andamos con un ánimo más bajo que de costumbre, que enfrentamos el día a día de forma pesimista y queremos cambiar esa dinámica, la terapia consistiría en “setear” nuestra mente, nuestro vocabulario e incluso nuestros movimientos físicos, en positivo. Eliminar de nuestro vocabulario las palabras que contienen “no”, o “no puedo”, y reemplazarlas por expresiones positivas. Aquí, algunas claves para practicar el coaching PNL.

 

  • Sonríe. Si entras a un lugar sonriendo, seguro que, además de contagiar la sonrisa a todo el mundo, tendrás un día más feliz.
  • Elimina cualquier pensamiento negativo de tu cabeza. Piensa en otra cosa o transfórmalo en algo positivo.
  • Organiza panoramas entretenidos con tus seres queridos. 
  • Procura rodearte de gente positiva, que te sume.
  • Admite los errores y los fracasos. Conviértelos en nuevas oportunidades.
  • Reconoce y celebra los logros, por pequeños que sean y las cosas que salen bien en el día.