fbpx

Cómo aplicar la ley de atracción en 3 sencillos pasos

 

Una sabia frase de Buda dice: “Lo que piensas, lo serás. Lo que sientas, lo atraerás. Lo que imaginas, lo crearás”. Una idea que refleja de manera simple, cómo funciona la ley de atracción.

En palabras simples, esta ley es la creencia de que, al enfocarse en un tipo de pensamientos (ya sean positivos o negativos), una persona atrae a su vida experiencias o cosas tanto positivas, como negativas.

Pero, concentrarse para atraer lo que realmente queremos puede ser más difícil de lo que parece. Y es que los miedos fácilmente se sobreponen en el día a día, a nuestras tan ansiadas metas. 

Lo importante es que, si hay algo que no podemos negar, es que cuando programas tu mente en modo “positivo”, tus planes comienzan a fluir y, de una forma u otra, las cosas que quieres, se cumplen. 

Aquí, 3 simples pasos para aplicar la ley de atracción en tu vida.

 

Paso 1: Define 

Lo primero (como casi todo en la vida), es definir qué es lo que realmente quieres. Una buena forma de ordenar las ideas, es escribiéndolas. Has una lista de las cosas que quieres en el corto, mediano y largo plazo.

 

Paso 2: Planea

No solo basta con querer o planear lo que quieres, sino que actuar para lograrlo. Actúa de forma intencional en pos de tus objetivos e incluso, evoca lo que sentirías si ya lo hubieses logrado. Así atraerás esa energía.

 

Paso 3: Enfócate

No pierdas el norte. Concéntrate cada mañana y cada noche, en eso que quieres. Recuerda que las cosas no pasan de un día para otro, por lo que debes ser paciente y constante en la elaboración de ese pensamiento positivo.