fbpx

Comer de forma consciente te hace más feliz

 

La nutrición ha evolucionado, de un tiempo a esta parte, a una mucho más consciente e informada que antes. Las personas eligen alimentos que sumen a su salud, con resultados que están a la vista: la calidad de vida mejora, te sientes más energizado y la expectativa de vida, aumenta. ¿El resultado final? Somos más felices. 

Muchos estudios demuestran que descuidar los buenos hábitos alimenticios podría desencadenar una serie de enfermedades crónicas a largo plazo. No es raro escuchar a los doctores afirmar en pleno, que los problemas cardiovasculares, diabetes, cáncer, obesidad, anemia e incluso Alzheimer, se deben a una mala alimentación.

Por el contrario, mantener una dieta rica en vitaminas y proteínas te ayudará a mejorar la memoria y el rendimiento intelectual, agilizar el proceso de aprendizaje, tener la suficiente energía para realizar actividades diarias, desarrollar una buena composición corporal-mental y evitar la ansiedad durante el día.

¿Cómo lograr una dieta equilibrada y saludable?

 

  1. Come cada 3 o 4 horas. Lo mínimo es comer tres veces al día, y si es posible 5 veces. Esto aumenta el proceso del metabolismo al hacer la digestión.
  2. Nada de prohibiciones. Es esencial ingerir alimentos de todos los grupos en su justa medida, pues la falta de nutrientes esenciales como ciertas vitaminas y minerales tienen graves consecuencias sobre el metabolismo.
  3. Evita la sal. Deberíamos reducir su consumo máximo a 3 gramos al día en total, tomando 1 litro de agua por cada gramo de sal. 
  4. Sé consciente de lo que comes y de cómo lo haces. Evita “picar” según tu estado de ánimo y busca una fórmula que te ayude a canalizar las emociones, como, por ejemplo, practicar un hobby o algún deporte.
  5. Una copa semanal. En cuanto al alcohol, es recomendable elegir un solo día a la semana para su ingesta y preferiblemente optar por una copa de vino tinto.